Aprender a Pensar

Bitácora de clase

Nelson Astegher

Instituto Icep de Enseñanza

Sobre la sociología de la moral americana:

En el libro “El país Corrompido: moral social de la América moderna”, Fred J. Cook dice que los ciudadanos americanos han abandonado su moral personal por una moral colectiva, institucionalizada. Han renunciado, (como ya lo dijimos), a la convicción reflexiva por el sentimentalismo comprometido y la popularidad, es decir, abandonan la responsabilidad por la obediencia.
Esto nos lleva a considerar el estudio de William Whyte, (The Organization man), donde podemos ver que la primitiva moral “protestante”, está siendo reemplazada por una moral social. A partir del proceso de cambio que se extiende por todo el continente, el hombre de pueblo abandona los ideales que fundaron los creadores de cada nacio¬nalidad.
La moral protestante da énfasis a la laboriosa, dura tarea de obtener la autosuficiencia y anuncia el individualismo. Enseña que cada persona es responsable por sus propias acciones, y que si es diligente, dedicada, honesta, laboriosa e independiente, logrará las cosas que valora. Establece el mérito como suprema y única calificación esencial para obtener el triunfo.
La moral social, en cambio, da énfasis a la unión y camaradería. En vez de originalidad, propone conformidad. En lugar de favorecer la responsabilidad individual alien¬ta las actividades de grupos; la curiosidad es reemplazada por la complacencia, es su más grande valor la seguridad antes que la libertad. El individuo a pesar de sí mis¬mo es un huésped de la opinión prevaleciente.
Las personas en la América actual prefieren la moral social antes que la protestante, la mayoría de los ciudadanos buscan pertenecer a grupos y partidos políticos, se prefieren las compras a crédito antes que el ahorro sistemático, y los préstamos financieros aún pagando intereses excesivos. Prefieren que otros regulen y administren su dinero, y la búsqueda de liderismo en las organizaciones indica que mucha gente prefiere que las decisiones en la administración de sus vidas sean tomadas por otros.
En la educación superior, las personas están asistiendo como nunca a colegios y universidades, pero en vez de estudiar las ciencias más difíciles o preferir el estudio de las humanidades, los individuos se vuelcan hacia estudios que tienen que ver con los negocios, el desarrollo personal, o con los grupos dinámicos y de habilidades que pueden comunicarse.
Desean aprender a manipular a las personas antes que las cosas o ideas. Es decir, están más interesados en la técnica que en el conocimiento.
Nosotros hemos visto que dos norteamericanos de distinta denominación religiosa, se entienden mejor que dos personas de la misma denominación pero de nacionalidades diferentes. La moral social hace prevalecer la nacionalidad sobre la espiritualidad del individuo.
¿Que ocurre con los empleos?.Hoy son regla de casi todas las compañías además del pago de salarios, la protección médica, planes de retiro, v muchos buenos beneficios con el objeto de quitar toda preocupación de la vida de sus empleados. Las grandes empresas trasladan a sus ejecutivos de una nación a otra, facilitándoles, casa, auto y todo tipo de comodidades. Están incluidas las actividades recreativas para la Familia.
Las empresas explican que esto mantiene la fidelidad de los empleados y estable¬ce buenas relaciones de grupo, pero para emplear a las personas las empresas basan su valuación en un test personal que indica la capacidad de integración del individuo, puesto que el lema verdadero es que:”El hombre bien adaptado no tiene ideas propias, sino que transmite las de los demás”. Bajo esta consigna las empresas buscan sus empleados y ejecutivos.
Pero, ¿qué ocurre con las iglesias en Iberoamérica?, ¿Qué pesa con la espirituali¬dad del ciudadano?.
La religión misma esta siendo ganada por la moral social, a la gente ya no le interesa discutir teología, o los principios de creencia porque las discusiones condu¬cen a desacuerdos y desarmonizan la organización. En muchas iglesias están de moda psicólogos o psiquiatras para ayudar a resolver problemas emocionales. Fiestas, canciones y amistad para evadir las preocupaciones del mundo y así el individuo es quita¬do de su contacto con la realidad perdiendo capacidad de decisión. La preocupación por el espíritu del hombre, discusiones en cuanto al pecado, ayuda al necesitado, el mal, la inmortalidad, aún la importancia de la iglesia para regular el comportamiento mo¬ral de la sociedad, está desapareciendo rápidamente, las iglesias no opinan sobre los excesos de los gobiernos, porque prefieren armonizar antes que enfrentar.
Las iglesias y los partidos políticos han llegado a ser ventajosos para el mejoramiento de las relaciones humanas, engrandecen y magnifican la amistad y empequeñecen el pensamiento. El pensador es alguien que es considerado como disidente en potencia desde todos los púlpitos.
¿Por qué se está dejando de lado el idealismo que impulsó los fundamentos de la sociedad, de la América, con los mas grandes ideales de libertad?.
Whyte sugiere que en los intereses, en las ganancias comerciales, en las ansias de grandes posesiones se ha centralizado la fuerza del ciudadano, no dejando lugar para otras ambiciones. El mundo esta cambiando rápidamente y la gente al no poder hallar seguridad en su entorno inmediato la encuentra en la complete aceptación de las organizaciones a las que pertenece.
En el libro “1984”, George Orwell sostiene que la marcha del hombre hacia el poder total es tan fuerte, que con el tiempo unos pocos dirigirán a las multitudes y usaran todos los medios científicos y todo medio masivo de difusión para mantener ese control. El hombre organizado es una etapa hacia el completo control de acciones y pensamientos. Esto es una buena advertencia puesto que el peligro existe en los medios masivos de comunicación.
Entonces para lograr la solución de este problema debemos recurrir a la educación.
La Educación actual está en crisis pues aunque los adultos tenemos la responsabilidad de introducir al niño en su mundo, al ser abolida la responsabilidad, y, teniendo en cuenta que educar es transmitir un saber, mostrar el mundo, al rechazar los adultos un mundo que no les gusta ni lo quieren tal cual es y está, lleva impreso una educación sin mostrar, sin enseñar y si es posible enseñar sin educar, es imposible educar sin enseñar.
La educación ha de ser autoritaria, pero ese autoritarismo no significa imponer las propias ideas sin atender a razones, sino tener autoridad. Es decir, hacer valer la superioridad que el adulto tiene sobre el niño. Arribando al hecho de enseñar a pensar, meditar, y ser pensadores soberanos.



escrito el 7 de abril de 2013 por en General

etiquetas: , , , , ,


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar